Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER
Cerrar
¿Qué estas buscando?

Demencia vascular: El intruso silencioso de la salud cognitiva

Roberto Galicia
20 Mar 2024 10:53 am
Demencia vascular: El intruso silencioso de la salud cognitiva
Foto: Demencia vascular (imagen en Blog Mendelics)

Es un trastorno cognitivo causado por una disminución del flujo de sangre al cerebro, debido a la obstrucción de los vasos sanguíneos.

La demencia vascular es una enfermedad que afecta a la salud cognitiva y puede tener un impacto significativo en la vida de las personas, en especial para quienes son de edad avanzada. Aunque no es tan conocida como otras formas de demencia, como el Alzheimer, es importante comprender qué es, sus causas, síntomas, etapas y opciones de tratamiento.

¿Qué es la demencia vascular?

Es un trastorno cognitivo causado por una disminución del flujo sanguíneo al cerebro. Puede deberse a la obstrucción de los vasos sanguíneos o a la ruptura de estos, lo que provoca la muerte de las células cerebrales. A medida que estas células mueren, se produce un deterioro cognitivo gradual que afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento de una persona. Estos problemas pueden ser el resultado de complicaciones como la hipertensión arterial, la diabetes o la enfermedad cardiovascular.

Tipos de demencia vascular

Te recomendamos este video

El daño puede ser causado por accidentes cerebrovasculares o por otros problemas que afectan los vasos sanguíneos del cerebro. Este tipo de demencia se puede identificar en diferentes tipos:

  • Demencia multiinfarto:
    • Se desarrolla cuando se producen múltiples accidentes cerebrovasculares que afectan diferentes áreas del cerebro.
    • Los síntomas pueden variar dependiendo de las áreas afectadas.
  • Demencia postinfarto:
    • Se produce después de un infarto cerebral, que es un tipo de accidente cerebrovascular.
    • Los síntomas suelen depender de la ubicación y la extensión del daño cerebral, y pueden presentarse de forma inmediata o después de seis meses.
  • Demencia subcortical:
    • Se caracteriza por lesiones en las áreas subcorticales del cerebro, que son responsables de regular la velocidad y la fluidez del pensamiento.
    • Los síntomas suelen incluir cambios en la velocidad del pensamiento, la marcha inestable y problemas con la memoria a corto plazo.
  • Demencia mixta:
    • Se refiere a la presencia de demencia vascular junto con otros tipos de demencia, como la enfermedad de Alzheimer.
    • Los síntomas pueden ser una combinación de los asociados con los diferentes tipos de demencia.
Accidentes cerebrovasculares
Accidentes cerebrovasculares (imagen de Gaceta UDG)

Causas y factores de riesgo

Existen varias causas y factores de riesgo asociados con todas sus complicaciones:

  • Causas:
    • Accidentes cerebrovasculares (ACV).
    • Pequeños infartos silenciosos.
    • Aterosclerosis.
  • Factores de riesgo de la demencia vascular:

Es importante tener en cuenta que este tipo de demencia puede estar relacionada con una combinación de estos factores de riesgo, y que la prevención y el control de estos pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar esta condición.

¿Qué tipos de Diabetes existen, cuáles son los síntomas y causas?

Síntomas y etapas de la demencia vascular

Puede presentar una amplia variedad de síntomas que varían dependiendo de la ubicación y la gravedad de los daños cerebrales, pero generalmente incluyen:

  1. Problemas de memoria: dificultad para recordar información reciente.
  2. Dificultades cognitivas: problemas con el pensamiento, el razonamiento y la toma de decisiones.
  3. Problemas de atención y concentración: dificultad para enfocarse en una tarea o seguir una conversación.
  4. Cambios en la personalidad y el estado de ánimo: irritabilidad, depresión o cambios en la personalidad.
  5. Problemas físicos: dificultades con el equilibrio, la marcha y la incontinencia urinaria.

Dichos síntomas generalmente progresan en etapas que pueden incluir:

  1. Etapa temprana: los síntomas suelen ser leves y pueden confundirse con problemas de memoria relacionados con la edad.
  2. Etapa intermedia: los problemas se vuelven más evidentes e incluyen dificultades cognitivas y cambios en la personalidad.
  3. Etapa avanzada: las complicaciones empeoran significativamente, lo que puede llevar a una mayor dependencia para realizar actividades diarias, como hacer del baño o alimentarse.

Demencia frontotemporal: Lo complejo del deterioro cognitivo

Síntomas de irritabilidad
Síntomas de irritabilidad (imagen en Shutterstock)

Diagnóstico y evaluación

El diagnóstico implica la evaluación de los síntomas y la historia clínica del paciente, así como pruebas médicas para determinar la causa de la demencia. Los pasos comunes son:

  1. Evaluación clínica: el médico realizará una evaluación exhaustiva de los síntomas cognitivos, emocionales y conductuales del paciente.
  2. Historia clínica: se recopilará información detallada sobre el historial médico y los factores de riesgo cardiovascular del individuo.
  3. Pruebas de imagen: se pueden realizar pruebas de imagen cerebral, como resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC), para detectar signos de daño vascular.
  4. Pruebas neuropsicológicas: ayudan a evaluar las funciones cognitivas y detectar déficits específicos asociados con la demencia vascular.
  5. Análisis de laboratorio: se pueden realizar análisis de sangre para descartar otras condiciones médicas que puedan estar contribuyendo a los síntomas.

La evaluación implica determinar el grado de afectación cognitiva y funcional del paciente, así como identificar los factores de riesgo vascular que pueden contribuir a la progresión de la enfermedad. Hay algunas pautas a seguir:

  1. Evaluación cognitiva: se evalúa la memoria, la atención, el lenguaje, las funciones ejecutivas y la capacidad visuoespacial.
  2. Evaluación funcional: se examina la capacidad del paciente para llevar a cabo actividades de la vida diaria, lo que puede incluir tareas como vestirse, cocinar o manejar las finanzas.
  3. Identificación de factores de riesgo vascular: se deben identificar y controlar los factores como la hipertensión, diabetes, hiperlipidemia y el tabaquismo, ya que estos pueden influir en la progresión de la demencia.
  4. Seguimiento: es necesario para monitorizar la progresión de la enfermedad y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario.

En general, el diagnóstico y la evaluación requieren un enfoque integral que aborde tanto los aspectos médicos como los funcionales y cognitivos del paciente.

Opciones de tratamiento para la demencia vascular

El tratamiento se centra en controlar los factores de riesgo cardiovascular y gestionar los síntomas a través de diferentes métodos o técnicas:

  • Control de factores de riesgo:
    • Mantener la presión arterial bajo control.
    • Controlar los niveles de colesterol.
    • Gestionar los niveles de azúcar en la sangre y prevenir la diabetes.
  • Medicamentos:
    • Los medicamentos para la presión arterial, como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) o los bloqueadores de los receptores de angiotensina II (BRA), pueden ayudar a controlarla.
    • Anticoagulantes o antiagregantes plaquetarios: pueden ser recetados para prevenir la formación de coágulos sanguíneos y reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.
    • Medicamentos para controlar los síntomas conductuales y psicológicos: en algunos casos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a controlar los síntomas referentes a la agitación, depresión o ansiedad.
  • Terapias:
    • Terapia ocupacional en el adulto mayor: puede ayudar a las personas a aprender a realizar actividades diarias de manera independiente, a pesar de los desafíos cognitivos.
    • Terapia del habla y lenguaje: suele ser beneficiosa para aquellos que experimentan dificultades con la comunicación como resultado de la demencia.
    • Terapia física: ayuda a mantener la movilidad y prevenir la debilidad muscular, lo que a su vez puede mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Estilo de vida:
    • Una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y pescado puede ser beneficiosa.
    • El ejercicio ayuda a mejorar la circulación sanguínea y reducir el riesgo de problemas cardiovasculares.

Es importante que los pacientes reciban un plan de tratamiento personalizado según sus necesidades individuales, por lo que se recomienda que consulten a un médico especializado en trastornos cognitivos para recibir el plan más adecuado.

Terapia ocupacional para adultos mayores
Terapia ocupacional para adultos mayores (imagen de ERC)

La demencia vascular es una enfermedad que afecta a la salud cognitiva y puede tener un impacto significativo en la vida de las personas. Con una atención adecuada y un manejo adecuado, las personas pueden encontrar apoyo y recursos para vivir una vida plena y significativa. Si sospechas que tú o alguien cercano pueda estar experimentando síntomas, es crucial buscar atención médica para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Roberto Galicia
Roberto Galicia Kirby Quintanilla Amante de la escritura relacionada a la poesía, el contenido informativo, pensamientos y novelas. Soy redactor de Grupo Medios y en Wattpad, en historias como El Orden, Expulsada de mi historia, Ice Climber: Juntos al a Cima, y más.
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargables Somos News

Descarga AQUÍ Mujeres liderando en el mundo 2024 ¡Descárgalo GRATIS!

¿Qué tema te interesa?