Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER
Cerrar
¿Qué estas buscando?

Vivir con fibrosis pulmonar: Una guía informativa

Eduardo Espejo
08 Feb 2024 3:53 pm
Vivir con fibrosis pulmonar: Una guía informativa
Foto: Generada con Inteligencia Artificial

Con el cuidado y tratamiento adecuados, es posible llevar una vida plena y significativa a pesar del padecimiento.

Existe una gran variedad de enfermedades respiratorias detectadas; de entre todas ellas, una de las menos conocidas es la fibrosis pulmonar. Este padecimiento es muy delicado y puede llegar a ser letal si no se detecta y trata adecuadamente.

En esta ocasión, te presentamos una guía informativa básica para poder conocer esta enfermedad, y en caso de que hayas sido diagnosticado o sospeches de su presencia, puedas realizar un procedimiento adecuado.

¿Qué es la fibrosis pulmonar?

Te recomendamos este video

Es una enfermedad crónica en la cual el tejido pulmonar se vuelve más grueso y rígido, lo que dificulta la capacidad de los pulmones para funcionar correctamente. Esto se debe a la formación de cicatrices que reducen la capacidad para obtener oxígeno y eliminar dióxido de carbono.

Con el tiempo, la fibrosis puede empeorar y afectar seriamente la calidad de vida de una persona. Y a pesar de ser una enfermedad poco común en nuestro país, la tasa de mortalidad registrada hasta hace algunos años seguía siendo muy alta, teniendo un promedio de vida de dos a tres años después de su diagnóstico.

Causas más comunes

Las causas exactas de esta enfermedad aún no se comprenden completamente, por lo que muchas veces se diagnostica como Fibrosis Pulmonar Idiopática; pese a ello, existen varios factores que se cree que pueden desempeñar un papel en su desarrollo.

La exposición a sustancias tóxicas como el humo del tabaco, productos químicos o polvos en el lugar de trabajo; infecciones respiratorias recurrentes y enfermedades autoinmunes son algunas de las posibles causas que más se presentan. También se ha observado que la predisposición genética puede aumentar el riesgo de desarrollar este padecimiento.

En cuanto al rango de edad, si bien se han detectado casos en niños y personas jóvenes, la mayoría de diagnósticos se presentan en adultos mayores de 50 años.

El tabaquismo puede causar fibrosis
El tabaquismo es una posible causa. Foto: Freepik

Síntomas de la Fibrosis pulmonar

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero algunos de los más comunes incluyen la falta de aliento, especialmente durante el esfuerzo físico, la tos seca y persistente, la fatiga y la pérdida de peso inexplicada.

A medida que la enfermedad progresa, los síntomas pueden empeorar e incluir dolor en el pecho, ensanchamiento y redondeo de los dedos y uñas en forma de reloj de arena. Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden ser similares a los de otras enfermedades respiratorias, por lo que es crucial buscar un diagnóstico preciso.

Un diagnóstico adecuado

El diagnóstico de la fibrosis pulmonar generalmente implica una evaluación médica, pruebas de función pulmonar y pruebas de imagen.

Durante la evaluación, el médico revisa los síntomas del paciente, sus antecedentes médicos y realiza un examen físico exhaustivo. Las pruebas de función se utilizan para evaluar la capacidad de los pulmones para tomar y expulsar aire, y las pruebas de imagen, como una radiografía de tórax o una tomografía computarizada, pueden ayudar a detectar cualquier anormalidad en los pulmones.

EPOC: síntomas, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad

Tratamiento y cuidados

Aunque la fibrosis pulmonar no tiene cura, existen diferentes opciones de tratamiento disponibles para ayudar a controlar los síntomas y frenar su progresión.

Los medicamentos, como corticosteroides, inmunosupresores y antifibróticos pueden ayudar a reducir la inflamación en los pulmones, controlar la respuesta inmunológica y frenar la progresión. Sin embargo, es importante tener en cuenta que pueden presentar efectos secundarios y deben ser recetados y monitoreados por un médico.

La rehabilitación es un programa de tratamiento integral que se enfoca en mejorar la función pulmonar y la capacidad de ejercicio de una persona, ésta puede incluir ejercicios de respiración, terapia física y educación sobre la enfermedad y cómo manejar los síntomas.

Cuando estas opciones de tratamiento no son efectivas, se puede considerar realizar un trasplante de pulmón. Sin embargo, no todos los pacientes son candidatos y el proceso de selección puede ser riguroso. Además, el trasplante conlleva riesgos y complicaciones potenciales, por lo que es importante considerar todas las opciones y discutirlo con un equipo médico especializado.

Tratamiento de la fibrosis pulmonar
Un diagnostico rápido es importante. Foto: Freepik

Tener una vida digna

Hacer cambios en el estilo de vida puede ser beneficioso para las personas con este padecimiento. Algunas recomendaciones incluyen dejar de fumar, evitar la exposición a sustancias tóxicas y mantener una dieta saludable y equilibrada. También es importante cuidar de la salud mental y emocional, buscar apoyo y aprender técnicas de manejo del estrés.

Vivir con fibrosis pulmonar puede ser desafiante tanto física como emocionalmente. Es importante buscar el apoyo adecuado de familiares, amigos y profesionales de la salud. En México, la Clínica de Enfermedades Pulmonares Intersticiales del INER ofrece diversos programas para el diagnóstico, tratamiento y cuidado de esta enfermedad. Además, se sigue avanzando en la investigación para ofrecer una vida digna a todos los afectados.

Eduardo Espejo
Eduardo Espejo Redactor Digital Periodista y creador audiovisual en constante aprendizaje, porque nunca se deja de ser estudiante. Redactor digital para Somos News.
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargables Somos News

Especial Foro MIT 2023 ¡Descárgalo GRATIS!