Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER
Cerrar
¿Qué estas buscando?

Trastorno de conducta: Manejo de comportamientos desafiantes

Roberto Galicia
14 Mar 2024 11:12 am
Trastorno de conducta: Manejo de comportamientos desafiantes
Foto: Trastorno de conducta (imagen en iStock)

Es uno de los problemas de salud mental que afecta principalmente a niños y adolescentes, quienes adoptan comportamientos desafiantes, agresivos y antisociales.

El trastorno de conducta es uno de los problemas de salud mental que afecta principalmente a niños y adolescentes. Se caracteriza por un patrón persistente de comportamiento desafiante, agresivo y antisocial. Puede tener un impacto significativo en la vida de quienes lo padecen, así como en sus familias y entornos sociales. Es importante comprender y reconocer sus diversos tipos para poder brindar un adecuado manejo y apoyo a aquellos que los experimentan.

Tipos de trastornos de conducta

Existen diferentes tipos de trastornos que se pueden identificar en niños y adolescentes:

  • Trastorno de conducta oposicionista desafiante: se caracteriza por un patrón persistente de comportamiento negativista, desobediente y hostil hacia figuras de autoridad. Las personas pueden mostrar una actitud desafiante y rechazar seguir las reglas establecidas.
  • Trastorno de conducta disocial: se caracteriza por comportamientos antisociales más graves, como agresión física, robo y violación de normas sociales y derechos ajenos. Quienes la padecen suelen tener dificultades para sentir empatía o remordimiento por sus acciones.
  • El trastorno explosivo intermitente: se caracteriza por la presencia de episodios explosivos de ira y agresión desproporcionada en relación a la situación. Estos estallidos repentinos de comportamiento agresivo pueden tener consecuencias negativas en las relaciones interpersonales y en la vida diaria de quienes lo padecen.
  • Trastorno de personalidad antisocial: se caracteriza por un patrón de desprecio y violación de los derechos de los demás. Se muestra un comportamiento manipulador, falta de empatía y carencia de remordimiento por diferentes acciones.

Trastorno negativista desafiante: Un reto de malas conductas

Comportamientos del trastorno de conducta

Te recomendamos este video

Se caracteriza por una serie de conductas que pueden variar en severidad y manifestación, pero afectan de igual manera en diferentes áreas de la vida, como el rendimiento académico, las relaciones familiares y la integración social:

  • Agresión física y verbal hacia personas y animales.
  • Destrucción de propiedades.
  • Uso de armas.
  • Robo.
  • Intimidación.
  • Dificultad para mantener relaciones saludables.
  • Permanecer fuera de casa por la noche a una edad inapropiada.
  • Escaparse del hogar.
  • Ausentarse de la escuela sin permiso.
  • Comportamiento sexual inapropiado.
  • Consumo de alcohol o drogas a temprana edad.

Si un niño o adolescente muestra varios de estos comportamientos de forma persistente, durante uno a seis meses, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental para un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento lo más pronto posible.

Comportamiento de ausencia
Comportamiento de ausencia (imagen en Imagui)

Diagnóstico e identificación del trastorno

El diagnóstico se basa en la evaluación de los síntomas y comportamientos presentes en el individuo. Para identificarlo, se suelen seguir los siguientes pasos:

  • Evaluación clínica: un profesional de la salud mental, como un psicólogo o psiquiatra, llevará a cabo una evaluación exhaustiva. Esto puede implicar entrevistas con el niño, los padres y maestros para recopilar información sobre el comportamiento del niño en varios entornos.
  • Criterios diagnósticos: el profesional de la salud mental utilizará los criterios establecidos en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) para determinar si el niño cumple con los requisitos para el diagnóstico del trastorno.
  • Descarte de otras condiciones: es importante descartar otras opciones que puedan estar contribuyendo al comportamiento desafiante, como trastornos del estado de ánimo, de ansiedad o del espectro autista.
  • Evaluación integral: se pueden incluir pruebas psicológicas y evaluaciones de desarrollo para comprender completamente las necesidades del niño.
  • Colaboración interdisciplinaria: en muchos casos, se requiere la colaboración entre profesionales de la salud mental, médicos y educadores para obtener una imagen completa del niño y su entorno.

Ataques de ansiedad: ¿Cómo superarlos y encontrar la calma?

Una vez que se ha realizado el diagnóstico, se puede desarrollar un plan de tratamiento que puede incluir terapia individual o familiar, intervenciones escolares y, en algunos casos, medicación.

Trastornos concurrentes con el trastorno de conducta

Es común observar la presencia de trastornos concurrentes en personas con problemas de conducta, lo que puede complicar el diagnóstico y el manejo de la condición:

Los trastornos concurrentes pueden tener un impacto significativo en el desarrollo y la manifestación del trastorno conductual. Por ejemplo, la presencia de TDAH puede aumentar la impulsividad y la dificultad para controlar los impulsos agresivos. De manera similar, la depresión y la ansiedad suelen contribuir a la aparición de comportamientos desafiantes como una forma de manejar o expresar las emociones negativas.

Trastornos del estado de ánimo
Trastornos del estado de ánimo (imagen en Mi Otaku)

Causas y factores de riesgo

Existen varios factores que pueden aumentar la probabilidad de que un individuo desarrolle el trastorno:

  • Antecedentes familiares de trastornos de conducta u otros trastornos mentales.
  • Exposición a la violencia o abuso.
  • Ambientes familiares disfuncionales o inestables.
  • Problemas de salud mental no tratados.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Influencia negativa de amigos o compañeros con comportamientos problemáticos.

Es importante destacar que la presencia de estos factores no garantiza el desarrollo del trastorno, pero pueden aumentar la probabilidad. El tratamiento temprano y el apoyo adecuado pueden ayudar a mitigar estos riesgos y mejorar el bienestar de las personas afectadas.

Técnicas de manejo conductual

El manejo conductual es una estrategia clave en el tratamiento y manejo del trastorno. Estas técnicas se centran en el reforzamiento positivo y la modificación de comportamientos problemáticos para promover actitudes más adaptativas y saludables. Incluyen:

  • Refuerzo positivo: implica proporcionar recompensas o elogios cuando se exhiben comportamientos positivos. Por ejemplo, se puede elogiar o entregar una recompensa tangible cuando un niño sigue las reglas o muestra comportamientos prosociales.
  • Refuerzo negativo: conlleva a la eliminación de estímulos aversivos o desagradables después de que se haya exhibido un comportamiento deseado. Por ejemplo, se puede permitir una pausa después de que un niño haya completado sus tareas escolares sin problemas.
  • Tiempo fuera: es la retirada del entorno o la situación problemática después de que se haya exhibido un comportamiento desafiante o agresivo. Por ejemplo, si un niño se comporta de manera disruptiva durante un juego, se le da un espacio para que se calme y reflexione sobre su actitud.
  • Consecuencias lógicas (no castigos): se establece una respuesta directamente relacionada con el comportamiento problemático. Por ejemplo, si un niño rompe un juguete durante un arrebato de ira, se le puede pedir que lo repare o que ponga de su propia pesada para comprar uno nuevo.

CDMX prohíbe los castigos corporales a niños

Es importante destacar que el manejo conductual debe ser consistente y aplicado en diferentes contextos para ser efectivo. Además, es fundamental combinar estas técnicas con otras estrategias de intervención, como la terapia individual y familiar, para abordar las necesidades emocionales y psicológicas de los pacientes.

Refuerzo positivo
Refuerzo positivo (imagen en Amino Apps)

El trastorno de conducta es un problema grave que afecta a niños y adolescentes, con consecuencias significativas para su vida diaria y su entorno social. La comprensión de sus tipos, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son fundamentales para brindar apoyo a quienes lo experimentan. Si pasas por este problema, es importante buscar a un profesional médico para informarte y obtener un asesoramiento más particular y preciso a tu situación.

Roberto Galicia
Roberto Galicia Kirby Quintanilla Amante de la escritura relacionada a la poesía, el contenido informativo, pensamientos y novelas. Soy redactor de Grupo Medios y en Wattpad, en historias como El Orden, Expulsada de mi historia, Ice Climber: Juntos al a Cima, y más.
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargables Somos News

Descarga AQUÍ Mujeres liderando en el mundo 2024 ¡Descárgalo GRATIS!